Brexit: Té y galletas

Compartir en tus redes.

Columna: Entropía

Por: Octavio Huesca

¿Qué es el Brexit?

Es el término usado para designar la separación entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE). El origen de esta abreviatura viene de juntar las palabras Britain (Gran Bretaña) y exit (salida)

Para entender mejor el Brexit hay que recordar un poco. El Reino Unido se integró a la UE el 1 de enero de 1973; bloque económico, político y social formado actualmente por 28 países. Ahora, se acerca la fecha límite para su salida de dicho bloque, el 29 de marzo de 2019, decisión que conlleva un nuevo enfoque, una especie de limpieza en casa antes de hacer acuerdos con otros países y después renegociar un nuevo tratado que esté acorde a lo necesario sobre las relaciones con dicha Unión, además de un pago cercano a las 39,000 millones de libras por las, se podría decir, “molestias” que esta separación causará al resto de los miembros.

La idea del Brexit comenzó a tomar forma en 2015, cuando al frente del gobierno británico se encontraba el primer ministro David Cameron quien abogo fuertemente por permanecer en la UE. La votación, con  51,9% de los votos a favor de la separación y  48,1% para los que optaban por la permanencia, dictó sentencia el 24 de junio de un lejano 2016. A raíz de esto, el primer ministro se declaró no apto para liderar dicha separación lo que demostró sensatez y prudencia su parte. El puesto ahora es ocupado después de 25 años por una mujer: Theresa May. La primera mujer en ocupar este cargo fue Margaret Thatcher de 1979 hasta 1990. Por tratarse de un sistema parlamentario y con la mayoría absoluta en el Partido Conservador, la lideresa del partido tenía garantizado el puesto. Theresa es una de las personas que más tiempo ha pasado al frente del Ministerio del Interior (a cargo de  la seguridad nacional y la inmigración, esto incluye también al MI5, servicio de inteligencia dedicado a la seguridad interna) y es considerada por detractores y  compañeros como dura y astuta.

Brexit: Té y galletas

Theresa May hace honor a sus calificativos. A falta de una estragia sólida para retirarse de la UE, el martes 15 de enero, el Brexit nuevamente fue se sometió a votación pero el Parlamento claramente desechó la idea con 432 votos en contra y 202 a favor (fuente: servicio de votación de la Cámara de los Comunes). Pero el miércoles 16 de enero, Theresa consiguió con 325 votos a favor y 306 en contra el “voto de confianza”, lo cual le da un margen hasta el próximo lunes 21 de enero para presentar un Plan B de cara al Brexit.

Uno de los temas más polémicos es la situación de Irlanda, al advertirse que de salir de la UE se ponían en riesgo los acuerdos de paz de 1998 (Good Friday Agreement o conocido también como Acuerdo de Belfast, aceptado y firmado el Viernes Santo, 10 de abril de 1998 por el gobierno británico e irlandés y por partidos políticos norirlandeses para dar por terminado el conflicto de Irlanda del Norte. Este también fue aprobado por Irlanda del Norte y la República de Irlanda). La problemática se da si hay una salida sin un acuerdo previo, lo cual obligaría a poner controles fronterizos en la Isla Esmeralda, lugar con libre circulación desde hace 20 años. Se optó por un backstop (idea dada por la UE) para evitar la aparición de una frontera física entre las dos Irlandas ya que esto podría hacer resurgir la violencia, la división y calentar la zona nuevamente. Partidarios del Brexit ven en esta medida una especie de control de parte de la UE aunque la misma ha hecho repetidas declaraciones de que no busca bloquear el proceso sino hacerlo lo menos difícil para todas las partes involucradas.

Por el momento a los ingleses e irlandeses solo les queda esperar las decisiones del parlamento, y a nosotros observar y estar atentos, habrá esperar para saber si la separación se dará de manera satisfactoria o si el proceso se seguirá aplazando hasta que se pueda demostrar que estar dentro de la UE es el camino a seguir para el Reino Unido. Cualquier opción implica repercusiones, pero esas merecen especial atención.

 


Compartir en tus redes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: