Cachemira: La espada de Damocles

Compartir en tus redes.

Columna:

Entropía

Por: Octavio Huesca Heredia

 

Nuevamente la región de Cachemira es escenario de un posible conflicto bélico entre Pakistán e India. Las alarmas se encendieron el pasado 14 de febrero ante un ataque suicida a un convoy policial indio en el que al menos unas 46 personas murieron en la frontera entre ambas naciones en la región de Srinagar, en lo que se conoce como la Cachemira India.

La reacción de India fue realizar un ataque aéreo el 26 de febrero sobre los que ellos consideran fueron los responsables: la célula terrorista islámica (grupo Jaish-e-Mohammad o el JeM, “El ejército de Mahoma”), en Balakot. El secretario de Relaciones Exteriores indio, Vijay Gokhale, mencionó a los medios que un ataque preventivo ante posibles ataques terroristas se hizo completamente necesario para evitar futuros ataques suicidas en la región.

El mayor general Asif Ghafoor del ejército pakistaní, dijo que los ataques no habían causado pérdidas que lamentar e incluso publicó un tweet en el que afirma que la fuerza aérea de su país obligó a las aeronaves indias a ejercer una retirada soltando cargas explosivas sobre la nada, en el mismo se menciona que no hay bajas ni daños.

Durante la madrugada del 27 de febrero, Pakistán afirmó haber derribado dos cazas indios dentro de su espacio aéreo y mencionó haber capturado a dos pilotos, remarcando que no quiere ir a la guerra con el país vecino. Ante estas acciones, cerró su espacio aéreo hasta nueva orden.

Cachemira: La espada de Damocles

India confirmó perder uno de sus aviones pero agregó que derribaron un caza paquistaní dentro de Cachemira (esto fue negado por los paquistaníes), de igual manera 6 aeropuertos fueron cerrados cancelando numerosos vuelos.

Ambos países se han enfrentado por la misma región en tres ocasiones 1947, 1965 y 1999. Recordemos que este conflicto nació cuando el dominio británico llegó a su fin, la región no sabía a qué país adherirse, la disputa se extiende, no solo es entre India y Pakistán, sino que afecta a toda la zona. En 1962 hubo un enfrentamiento entre China y la India por Cachemira.

Después, en 1972 se firmó el Acuerdo de Shimla entre Pakistán e India en el que ambos países se comprometían a resolver problemas por medios pacíficos en el marco de la Carta de las Naciones Unidas.

Pakistán prometió responder el ataque. India por su lado promete aislar diplomáticamente a Pakistán y abogar por incluir a este país en la lista de terroristas del Consejo de Seguridad Naciones Unidas.

En Cachemira se vive un ambiente de tensión ante el despliegue militar ocasionado por el ataque, la población parece intranquila y no es para menos; generaciones pasadas han vivido el conflicto en carne propia. Esperemos no se repita.

Como dato final se tiene que recordar que en India, a finales de mayo, habrá elecciones; algunos piensan que esto es solo una faramalla para alinear el teatro político que se viene.

Y esto nos pone en un dilema:

  • Por un lado es preocupante la libertad tomada por diversos países (Estados Unidos, Israel, Rusia y ahora India, por mencionar algunos) para realizar este tipo de incursiones llamadas “ataques quirúrgicos” para eliminar lo que ellos consideran potenciales amenazas para su seguridad nacional, violando la soberanía y tratados internacionales previamente establecidos.
  • Es posible que los países que actúan de esta manera realmente quieren evitar mayores conflictos o solo buscan provocarlos y ante la opinión pública quieren aparentar ser justos, salvadores mundiales.

¿Quién dice la verdad? ¿Cómo podríamos saberla? El bombardeo mediático en este tipo de asuntos es impresionante.
Una advertencia final para el lector: India y Pakistán cuentan con arsenal nuclear.

<< ¿Podemos permitirnos el más mínimo cálculo erróneo con el tipo de armas que tienen y que nosotros tenemos? >>
– Imran Khan, primer ministro paquistaní –


Compartir en tus redes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: