Células madre elimina VIH en 6 pacientes

Compartir en tus redes.

La inalcanzable lucha contra el VIH y el SIDA da una nueva esperanza a los portadores, gracias a científicos españoles del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid; recientemente lograron que seis pacientes infectados de VIH eliminaran el virus de su sangre y tejidos cuando fueron sometidos a trasplantes de células madre.

Según la investigación publicada en la revista del Colegio de Médicos Estadounidenses Annals of Internal Medicine, los pacientes recibieron un trasplante de células madre y el virus fue indetectable en sangre y tejidos, e incluso uno de ellos ni siquiera tiene anticuerpos, lo que indica que el VIH podría haber sido eliminado de su cuerpo.

El organismo que aloja el virus (reservorio) está formado por células infectadas que no pueden ser detectadas o curadas por las medicinas o el mismo sistema inmunitario del cuerpo. Este reservorio es la causa por la que los medicamentos antirretrovirales no llegan a curar la infección por el VIH sino que reducen la carga viral y previenen que se desarrolle y pase a la etapa de sida.

Aunque los pacientes nunca dejaron de tomar el tratamiento antirretroviral, el siguiente paso será realizar un ensayo clínico para interrumpirlo y suministrarles nuevas inmunoterapias para comprobar si, efectivamente, el virus ha sido completamente erradicado de su organismo.

Este hecho podría ser una prueba de que el VIH ya no está en su sangre, pero esto solo se puede confirmar parando el tratamiento y comprobando si el virus reaparece o no.

  • Javier Martínez-Picado, investigador del instituto IrsiCaixa, declaró que “los buenos resultados que se han obtenido, no quieren decir que se hayan curado, sino que por el momento no se puede detectar el reservorio viral”.

Cabe mencionar que el único participante con un reservorio de VIH detectable recibió un trasplante de sangre de cordón umbilical -el resto fue de médula ósea- y tardó 18 meses en reemplazar todas sus células por las células del donante.

El Paciente de Berlín

Timothy Brown, una persona con VIH se sometió en el 2008 un trasplante de células madre para tratar una leucemia. El donante tenía una mutación llamada CCR5 Delta 32 que hacía que sus células sanguíneas fueran inmunes al VIH, ya que evita la entrada del virus en ellas.

Brown dejó de tomar la medicación antirretroviral y hoy, 11 años después, el virus sigue sin aparecer en su sangre, con lo que se le considera la única persona en el mundo curada del VIH. Desde entonces, los científicos investigan posibles mecanismos de erradicación del VIH asociados con el trasplante de células madre.

Nuevos horizontes

Los investigadores creen que la procedencia de las células madre -de cordón umbilical y médula ósea-, así como el tiempo transcurrido para lograr el reemplazo completo de las células receptoras por las del donante (dieciocho meses en uno de los casos) podrían haber contribuido a una potencial desaparición del VIH, lo que abre la puerta a diseñar nuevos tratamientos para curar el Sida.

 

 


Compartir en tus redes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: