Conoce a la primera orquesta femenina de Afganistán

Compartir en tus redes.

Hace cinco años, se formó la única orquesta femenina en Afganistán, un país donde solo unos pocos años antes la música había sido ilegalizada y las mujeres habían sido excluidas de la educación. Zohra es nombre de este conjunto musical,  representa la esperanza en un país donde la violencia de muy poco espacio para el arte.

Hace 20 años, la formación de una orquesta sinfónica de mújeres habría sido impensable, pero todo esto fue gracias al Instituto Nacional de Música de Afganistán que se fundó en 2008, con apoyo internacional, para llevar la educación musical a los jóvenes afganos. Hoy en Kabul, el Instituto enseña habilidades musicales a unos 250 jóvenes, hombres y mujeres y está a punto de expandirse a ciudades como Herat, Mazar-e Sharif y Jalalabad.

En el año 2014, el Dr. Ahmad Sarmast inició el proyecto de inclusión para chicas, así que pensaba reclutar un grupo de 4 o 5 de ellas, pero las solicitudes fueron tantas, que pudo formarse una orquesta entera. Eso era algo nuevo, ya que años atrás, toda la posición de las mujeres en la sociedad era de represión total.

La orquesta fue nombrada Zohra en honor a una diosa persa de la música, y con su formación envía un mensaje de igualdad de género al pueblo de Afganistán, pero sobre todo, al mundo. Hay alrededor de 100 estudiantes mujeres en ANIM, 23 de las cuales pertenecen al grupo.

La música que interpretan es una combinación de música tradicional afgana y clásica occidental y es dirigida por Negin Khpalwak, quien a los 22 años es una de los músicas más antiguas del insituto.

  • Cerca del 70% de los jóvenes que ingresan a instituto tienen entre 12 y 20 años y provienen de sectores desfavorecidos, así que trabajan para ser parte del sustento de la familia.

Lo maravilloso de Zohra es que en cierto modo es como una orquesta de cámara occidental tradicional, pero crea una identidad con la integración de instrumentos afganos. Aunque Negin Khpalwak dice que incluso en Kabul, los estudiantes a veces pueden encontrarse con personas más allá de la escuela que piensan que es incorrecto que la orquesta fenemina exista.

Aún así, es importante que estas niñas y mujeres jóvenes sepan que tienen un sistema de apoyo global. Hay amigos y una red que los apoyará en el ejercicio de sus derechos humanos. Las mujeres de Afganistán y el mundo tienen sus propios derechos y esas personas necesitan ser educadas.

 


Compartir en tus redes.
A %d blogueros les gusta esto: