El simbolismo del hombre de Macuspana. Parte 1/2

Compartir en tus redes.

Columna: Octavio Nava

El hombre de Macuspana traspaso el umbral de la puerta mariana emergiendo de Palacio Nacional para encontrase con una Plaza de la República llena de ilusiones, lucha, coraje, y tristeza , ahora ya con la banda presidencial al pecho, caminando firme se dirige a la multitud es un 1 de Diciembre del 2018.

 

Trata de estrechar miles de manos anónimas que le dieron el 2 de Julio su voto, 30.11 millones lo hicieron presidente que llega con más de 53.19% de aceptación, 7 de cada 10 mexicanos votaron por el, a pesar de esto en su discurso afirma ante la multitud que ¨no me dejen solo porque sin ustedes yo no valgo nada, o casi nada. no me pertenezco, soy del ustedes, del pueblo de México.

Reconocimiento social en la plaza pública nacional

Andrés Manuel López Obrador subió al pódium para encontrarse con los voceros y lideres de los pueblos originarios que le realizaron una ceremonia para entregarle el bastón de mando, entre frases en náhuatl, sonidos de caracol y rodeado de copal fue acogido por los pueblos autóctonos.

 

Minutos después en su discurso el presidente también expondría postura sobre este sector social, ¨Vamos a darle atención especial a los pueblos indígenas de México, Es una ignominia, una vergüenza, que nuestros pueblos originarios vivan desde hace siglos bajo la opresión y el racismo, con la pobreza y la marginación a cuestas”.

 

Un momento clave durante la ceremonia fue sin duda alguna cuando el mandatario se arrodillo ante la sorpresa de miles de asistentes que abarrotaban la plaza, y en verdad mas de un asistente se le hizo un nudo la garganta al ver este acto de humildad que rebasaba todo lo que se tenia referencia a una figura política y mas aun tratándose del Presidente.

 

Posterior a esta ceremonia comenzó su discurso que minutos después detallaría con un esbozo los cien puntos prioritarios de su programa de su administración que será del 2018 al 2014.

Recorridos de AMLO por México

Ver y seguir a este hombre que llena plazas y aglutina a diversos sectores sociales ha sido un reto periodístico complicado, mas de ocho mítines diarios continuas reuniones al pie de la carretera, mucha gente tomándose fotografías con él, como si fuera una celebridad la gente lo toca, lo mira, lo encara le confiere sus impotencias, sus reclamos, su cólera, el baja la cabeza y escucha, cuando la imploración es un acto de injusticia, se encoleriza, frunce en ceño, -lo veré-, -lo veré- exclama, vuelve a su vehículo y continua saludando a la gente común.

 

En aquella interminable gira del 2016 que lo llevo a conocer el País por tres ocasiones cada rincón lo recorrió, ningún político pueden afirmar que lo han hecho, comenzó la campaña en Metlaltonoc municipio mas pobre de la nación enclavado en la sierra madre occidental en el Estado de Guerrero, indígenas amuzgos y nahuas lo acompañaron, su discurso radical y agresivo contra la “mafia del poder” aquí su lema de campaña fue. ¨primero los pobres¨.

 

En otra ocasión la gira estaba concentrada en Tabasco su estado natal al ir pasando el rio Grijalva pidió parar la camioneta y llamo a los reporteros gráficos a bajar y acompañarlo, se coloco a sus espaldas del caudaloso rio y exclamo, aquí comenzó nuestra desgracia, por aquí llegaron los conquistadores a esclavizarnos¨, después se haría presente una vez mas el fraude y Felipe Calderón fue impuesto por la derecha convirtiendo a la nación en un gran fosa común con sus indeterminados
desaparecidos y feminicidios.

 

Ahora por fin es Presidente, a él a quien desde hace mucho tiempo se le negó el reconocimiento de su triunfo, esta seria ya su tercera toma de poder, López Obrador cargó sobre sus hombros dos fraudes electorales el más evidente fue el 2006 cuando el derechista Felipe Calderón, quien le arrebato el triunfo apoyado con grupos internos del partido de la revolución democrática que en esta ocasión había postulado a López Obrador y lo dejó solo, el otro no tan evidente más refinado fue el que llevo a Peña Nieto a despachar en Los Pinos.

Acción, reacción

López Obrador ante la imposibilidad en 2006 de manifestarte contra el fraude electoral ordeno reaccionar con una protesta que desgasto a muchos sectores al realizar un plantón permanente en la principal avenida el Paseo de la Reforma pero que se volvió eterno, solo apoyado por el gobierno capitalino, pero ante la falta de apoyo de un movimiento social de masas organizado se torno en un fracaso, paradójicamente en una tribuna abierta que se volvió el Zócalo.

Continua parte 2


Compartir en tus redes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: