Entre decomisos de risa y firmas falsas, los primeros 4 de la #4T

Compartir en tus redes.

Con Sentido

Por Horacio López

Recientemente se dio a conocer un comparativo de cifras en el periódico El Economista, sobre los decomisos de droga durante los primeros tres meses de las últimas tres administraciones federales en México y los resultados del gobierno Lopezobradorista son de risa.

En el primer rubro, el relativo a la cocaína, durante el primer trimestre del gobierno de Felipe Calderón se decomisaron 1 millón 469 mil 199 kilos; durante el correspondiente a Enrique Peña, la cifra fue de 1 millón 331 mil 332 kilos; el actual gobierno solo reporta el decomiso de 4 kilos.

En cuanto al decomiso de goma de opio, con Calderón se reportaron 10 mil 883 kilos; con Peña 149 mil 638 kilos y con AMLO solo un kilo.

En el único rubro que se eleva la cifra es en el relativo a la marihuana. Con Felipe Calderón se decomisaron 79 mil 800 kilos durante el primer trimestre de su gobierno; con Enrique Peña fueron 102 millones 831 mil 671 kilos y con López Obrador solo 30 mil 563 kilos; insisto, estas cifras corresponden al mismo periodo de tiempo.

A todas luces se observa un bajísimo rendimiento en la actividad preventiva del trasiego de estupefacientes, lo cual además de sorprender por los pésimos resultados, nos da vergüenza.

CRE y firmas falsas

Independientemente de las filias y las fobias propias de cada lector, es de sensatos reconocer que ha privado la improvisación y los mensajes equívocos tanto al interior como al exterior de México en estos apenas 4 meses del gobierno morenista.

Incluso, lo ocurrido la sesión de este miércoles en el Senado de la República, se suma a la lista de agravios contra la nación, contra la inteligencia de los mexicanos: la falsificación de la firma de la senadora de Encuentro Social (PES) Sasil de León, en un documento de acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Dicho acuerdo, ni más ni menos incluye la elección de los cuatro nuevos integrantes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), cuya designación lleva varias semanas en el órgano parlamentario entre las críticas de la oposición que consideró no idóneos a los 10 candidatos propuestos por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Con dicha firma, se acaba el debate y se turna la propuesta al Ejecutivo.

Por un lado, cualquiera que tenga acceso a las fotos de las firmas (original y falsificada) podrán apreciar las claras diferencias que evidencian el fraude y abuso al imponer una signatura apócrifa.

Por otro lado, es claro que ante la falta de acuerdos en el Senado, la ley indica que ahora el Presidente tiene la facultad de nombrar a los integrantes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) sin el aval de otro poder público, pese a que sus cuatro propuestas no dan el ancho para el puesto que van a ocupar. Así se las gastan y apenas la cosa empieza.


Compartir en tus redes.
A %d blogueros les gusta esto: