La Baguette y la Guillotina Parte II

Compartir en tus redes.

Continúan los enfrentamientos y el disgusto en la ciudad de las luces. El gobierno del presidente Emmanuel Macron endureció las medidas contra las marchas de los famosos chalecos amarillos, en redes sociales se podían apreciar videos en los que los policías lanzan gas lacrimógeno, chorros de agua y golpean con especial entusiasmo a la gente que los graba para que el movimiento no se expanda. El 17 de marzo de 2019 en Champs-Élysées, se vivió un clima tenso, hubo más de 200 detenidos y comercios fueron saqueados e incendiados, ante esto el gobierno francés se decantó por movilizar al ejército para cuidar ciertas partes de la ciudad.

Lo “raro” y fastidioso es que en México y en muchas partes del mundo solo se mencionan algunas notas aleatorias como:

“El gobierno francés utilizará a militares para vigilancia estática de edificios oficiales en vez de a agentes de las fuerzas del orden, que se podrán dedicar al dispositivo de seguridad frente a los chalecos amarillos”  (Excelsior, 20 de marzo 2019)

A primera vista, si se toma a la nota como seria, se catalogaría a la marcha como “unos simples revoltosos causando destrozos por la ciudad”. Pero no mencionan las razones del movimiento ni del descontento, ni quiénes son los chalecos amarillos (leer La baguette y la guillotina primera parte para mayor información https://laotraescucha.com/la-baguette-y-la-guillotina/). Dato alarmante: el ejército francés solo había sido desplegado de esa manera ante ataques terroristas, como sucedió ante el ataque al semanario satírico Charlie Hebdo en 2015.

La gran sorpresa es que en fotografías se puede apreciar a ex militares portando su uniforme y medallas con chalecos amarillos marchando al frente de las protestas, esto  hace hincapié de  del nivel de descontento que ahonda en la sociedad francesa.

En un asombroso acontecimiento se esperaba que el senado francés se reuniera con los chalecos amarillos para discutir y poner fin a la ola de protestas que ha azotado al país, lamentablemente el 9 de abril esta reunión fue cancelada por ser considerada “un riesgo al orden público”. La delegación que representaría a los chalecos amarillos (5 personas) comentó que se enteró de que la reunión se canceló 20 minutos antes de la hora acordada.La reunión entre senado y chalecos amarillos fue catalogada como “irresponsable” por el Ministro de Finanzas Bruno Le Maire.

La respuesta del gobierno francés ante las múltiples marchas, fue organizar desde enero de 2019 un “Gran Debate Nacional” propuesta hecha por Macron, una especie de  consulta que se fue desarrollando por fases para atender las demandas de la nación. Cerca de medio millón de franceses participaron, de estos 300,000 lo hicieron a través de sitios web gubernamentales y el resto por reuniones locales. Algunos puntos tratados fueron: temas ambientales, servicio público, el Estado y su organización, y la ecología. La segunda fase de este proyecto fue elaborar conferencias y talleres en donde se buscó solucionar las diversas problemáticas expuestas y se dieron a conocer aportaciones que podrían ayudar a resolver conflictos.

El 8 de abril el primer ministro francés Édouard Philippe en un discurso transmitido por televisión nacional declaró: “Hay una inmensa exasperación fiscal. Los debates nos indicaron claramente qué camino seguir: debemos bajar los impuestos y bajarlos rápido”.

Algunos creen que el “Gran Debate Nacional” solo fue un montaje para calmar los ánimos de los chalecos amarillos, pero surgieron nuevos temas en la consulta y todo parece indicar que el rumbo que se planteó será seguido.

De acuerdo a una encuesta elaborada por la firma Elabe, 68% de los franceses cree que sus opiniones no serán tomadas en cuenta y un 79% que el Gran Debate Nacional no resolverá la crisis por la que Francia pasa. El gobierno tiene una gran oportunidad entre manos para demostrar que no solo escucha a sus ciudadanos sino que atiende  sus demandas y cumple lo pactado.

Por el momento solo nos que esperar. Será el  tiempo quien nos devele qué sucederá en Francia.


Compartir en tus redes.
A %d blogueros les gusta esto: