Túmin una moneda de productores

Compartir en tus redes.

Desde el 2010 grupos de productores de Veracruz del municipio de Espinal, debido a la pobreza y falta de apoyo gubernamental, crearon la moneda Túmin sustentada en el trueque (intercambio de productor por producto), el diseño basado en un billete correspondió a la Universidad Veracruzana Intercontinental (UVI), quien lanzó el vale el 21 de septiembre, dentro del marco de la celebración del Bicentenario de la Independencia de México.

 

Actualmente hay más de mil socios y usuarios de la moneda colectiva, sin embargo el camino no ha sido fácil ya que más que ser aceptada, en 2011 la asamblea representante fue acusada por la Procuraduría General de la República (PGR) y el Banco de México, por intentar sustituir el peso.

 

Las comunidades que cuentan con los túmines en su mayoría son indígenas, el nombre viene de la lengua totonaca, significa dinero. No sólo se ha visto como una moneda, sino un mecanismo social para unir a comunidades originarias.

 

La moneda ha podido sobrevivir por el hecho de que sólo la tienen comunidades de productores que la intercambias entre productores (servicios o productos), siendo una sociedad económica cerrada, basada en un acuerdo de grupo, muy similar a los descuentos de los corporativos o los pesos que se manejan con un puntaje al pagar en un supermercado o un establecimiento socio de alguna comunidad cerrada de comercio que bien pueden manejar devolución de dinero electrónico o la suma de puntos con algún valor económico en una tarjeta.

 

Desde 2016 se tiene el registro de 16 estados unidos al cambio, quienes tienen la moneda pueden compartirla con un cercano y a su vez, la persona que recibe el vale puede intercambiarlo sólo en sitios donde se acepte el sistema. Dicha moneda tiene un banco y es de mano directa.

Datos constitutivos

De acuerdo al libro “Aceptamos túmin. Mercado alternativo, economía solidaria y autogestión” los organizadores y creadores del concepto declaran:

 

“Empujados por la fuerza de los símbolos, en medio del centenario de la revolución mexicana y bicentenario de la independencia, un día del 2010 decidimos iniciar en Espinal una pequeña independencia, nuestra propia revolución, chiquita, a nuestra medida, a nuestro modo, a como podíamos en aquel pueblo olvidado al norte del estado de Veracruz.

Diseñamos nuestro propio sistema económico e imprimimos un dinero comunitario, el túmin, iniciando un proyecto autónomo con nuestros propios recursos, desligado de la mano gubernamental y a contracorriente del sistema capitalista, como parte de una revolución silenciosa y pacífica que se viene dando en el mundo desde hace varias décadas”.

 

Un punto de intercambio

La casa del túmin se encuentra en el municipio veracruzano del Espinal, tiene un horario de 12 a 19 horas de lunes a jueves, se pueden intercambiar por productos como miel, café, quesos, artesanías, ropa, papelería, libros o también se pueden pagar o contratar servicios de contabilidad, dental, carpintería, transporte, entre otros.

 

Al comienzo del proyecto la red de intercambio fue de 115 miembros con un total de 500 túmines.

 

Los establecimientos unidos a la agrupación se encuentran en toda la República mexicana, Chiapas, Tabasco, Moreles, Campeche, Veracurz, Ciudad de México, Puebla, Chihuahua, Chiapas, Estado de México, Querétaro, son algunos de los estados donde se pueden ver negocios con el mensaje de “aceptamos túmin”.

 

Un intercambio con otro valor

Entre todos los integrantes el valor de los productos o servicios adquieren otro valor a los pesos, si se paga con túmin se puede tomar como peso mexicano si las partes que llevan a cabo un intercambio lo acuerdan, pero también pueden tomar un valor propio.

 

En algunos casos si uno quiere compar un helado de 10 pesos y sólo se cuenta con 5 pesos, el resto se puede pagar con 1 o 5 túmines.

 

Si alguien que produce carne necesita los servicios de un dentista, puede pagar con túmin a manera de trueque, pero en lugar de tener la carne en el consultorio, lleva vales y el 1 túmin podría valer más que 1 peso mexicano ya que el valor viene en el trabajo. Al aceptar túmin se acepta un sacrificio de las ganancias en dinero por la ganancia en algo que quiera adquirir.

 

En el mercado regular un kilo de carne puede costar 100 pesos, pero con en sistema nacido en Veracruz puede costar entre 50 o 30 túmines.

 

 


Compartir en tus redes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: