Cultura La Otra Escucha Header

Axolote mexicano, una especia única

El axolote mexicano es un tesoro nacional, protagonista de los billetes de $50 pesos y las áreas protegidas en Xochimilco, CDMX. Está salamandra conserva sus rasgos larvales en su vida adulta; a esto se le conoce como neotenia, conservando su aleta dorsal de renacuajo -que recorre casi la totalidad de su cuerpo- y sus branquias externas, que sobresalen de la parte trasera de cabeza en forma de plumas.

Esta especie está en peligro crítico de extinción según la lista roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza, debido a la pérdida de hábitat: especies invasoras, la sobreexplotación, la contaminación y su consumo como alimento. El único hogar del axolote se encuentra únicamente en el complejo lacustre de Xochimilco y difiere de la mayoría de las salamandras en que vive permanentemente en el agua. Solamente en casos muy raros, el axolote madura y sale del agua, pero en la mayoría de los casos prefieren permanecer en el fondo del lago.

Durante la presentación de la a campaña Adoptaxolotl 2024, Luis Zambrano González, del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha comentado que en 1998 había 6000 axolotes por kilómetro cuadrado. El último censo se realizó en 2014 y había sólo 36 [por kilómetro cuadrado]. Gracias a esos censos, los especialistas se dieron cuenta de que este anfibio está al borde de la extinción y si no hacemos algo se perderá en vida silvestre en poco tiempo.

También te puede interesar: Billete de 50 MXN el más chingón del mundo mundial

Características del axolote mexicano

El axolote mexicano proviene de la familia salamandra tigre, que alcanza hasta los 30 centímetros, aunque el tamaño promedio es de 15 cm. Muchos identifican a los axolotes por su apariencia albina o blanca (especímenes criados en cautividad), pero suele ser negro o marrón moteado. Alcanza hasta 15 años, alimentándose de moluscos, gusanos, crustáceos y algún pez. Entre las amenazas naturales se cuentan las aves de presa como las garzas. 

Su población va a la baja, ya que la demanda de la Ciudad de México, drena y contamina gran parte de las aguas de Xochimilco. También es muy común utilizarlo en el comercio de acuarios y el axolote asado se considera un manjar en México, lo que ha llevado a que su número se reduzca aun más.

Acciones de conservación

Entre las acciones que se realizan para su conservación, está recuperar el equilibrio del lago de Xochimilco a través de la educación y del turismo ecológico, además de otros esfuerzos de restauración del hábitat. Su reproducción se hace en cautiverio para recuperar a la población; también utilizada en la investigación biomédica y fisiológica, así como para el mascotismo.

Según los expertos, los primero es acondicionar el medio natural y las enfermedades derivadas del desequilibrio en este ecosistema y posteriormente estudiar la puesta en libertad de las poblaciones criadas en cautiverio. Los axolotes están protegidos en el Parque Ecológico de Xochimilco, que incluye un proyecto para su conservación; por otra parte, Darwin Initiative Project en Reino Unido, se lleva a cabo un Plan de Acción Nacional para el Manejo y Conservación del Axolote en Xochimilco.

Orígenes

Los primeros registros del axolote están en los códices aztecas. En la literatura científica apareció en 1615 en un libro de historia natural, pero no fue hasta 200 años después cuando recibió un nombre científico. Desde entonces, esta especie es parte de la cultura mexicana, pero también ha sido utilizado como alimento y en usos medicinales sin fundamento científico. 

Síguenos en Facebook

La fama del axolote

La popularidad de esta hermosa salamandra también se dado en redes sociales. En 2023, se consiguieron al menos 3100 millones de visitas en inglés y 773,8 millones en español solo en TikTok, donde se habla de su uso como mascota. Probablemente tenga algo que ver con sus grandes cabezas y grandes ojos, parecidos a los bebés humanos y activan el impulso de cuidar, dice Oriana Aragon, psicóloga social de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos).

«La belleza influye enormemente en el comportamiento humano», afirma Aragon. La visión de algo lindo desencadena una oleada de emoción en la gente. La aparición de los axolotes en videojuegos populares como Fortnite y Minecraft también puede estar detrás del aumento de su demanda como mascotas. Y eso puede conllevar peligros si la gente no sabe cómo cuidar a los animales.

Fuente: National Geographic

¿Qué opinas?

%d