Comienza disputa electoral por Toluca y Ecatepec

Columna: Con sentido

Por Horacio López 

En plena curva de pandemia, en los albores de la vorágine electoral del próximo año, el hervidero político en el Estado de México y en el país está que arde.

Las dos joyas de la corona electoral mexiquense: Toluca, la capital política y Ecatepec, la lista nominal más poderosa del estado, son escenario de confrontaciones que podrían desatar trifulcas en torno al cambio de estafetas del poder público en las venideras elecciones intermedias.

Por un lado, en la capital mexiquense, el pleito anunciado entre el alcalde Sánchez Gómez y su otrora secretario del Ayuntamiento, Ricardo Moreno, está en pleno apogeo mediático.

La propuesta de dividir Ecatepec es más por el botín político y económico que por mejorar las condiciones de vida de sus pobladores, como tratan de disfrazarlo.

Horacio López.

Si bien la confrontación no sepulta de tajo las suspiraciones de Juanro por la gobernatura mexiquense, lo orillan a tener que negociar su capital político con otros partidos para que lo abanderen en su lucha por la reelección, lo que incluye su posible regreso al PAN; ello desataría la furia de varios albiazules de tradición, como Gerardo Pliego Santana, el eterno candidato azul al gobierno de Toluca.

Ello, sin perder de vista que Ricardo Moreno va a pelear la alcaldía, como el candidato ungido de Regeneración Nacional.

Juan Rodolfo se queda sin Morena para pelear la reelección y gubernatura.

Por otro lado, conocimos de la oportuna propuesta morenista de dividir Ecatepec, con la creación del municipio de Ciudad Azteca, maquinada desde tierras texcocanas, con la clara intención de debilitar el único o de los pocos bastiones de estructura priista que tiene el Estado de México. Y vaya que nos referimos a una de las estructuras más robusta que, contra viento y marea, se impusieron al grupo Atlacomulco para llevar a la gubernatura a Eruviel Ávila en 2011.

La fuerza de este municipio no es menor. Repasemos. Para 2016, INEGI le calculaba una población de 1.6 millones de habitantes, pero se estima que esa cifra ha superado ya los dos millones, lo que la ubica por encima de 10 estados del país.

Su lista nominal: 1.2 millones de electores nada despreciables. 

Es de extrañar que, incluso, el actual gobierno municipal morenista, en un  primer momento denotó el desconocimiento de la propuesta divisoria al grado de que no se ha pronunciado a favor de la misma, ante la evidente intervención texcocana.

Tampoco debemos perder de vista que de concretarse la iniciativa de crear el municipio 126 Ciudad Azteca, estamos hablando de que quienes ganen su administración, estarían a cargo de una de las zonas de mayor plusvalía del actual Ecatepec, pues concentra los grandes centros comerciales, la Línea B del Metro y dos líneas del Mexibús. la Central de Abasto, además de ser la zona más cercana al aeropuerto de la Ciudad de México y la salida hacia el que se construye en Santa Lucía; por lo que representa en impuestos, la separación afectaría sobremanera a la parte “tradicional” que quedaría.

En pocas palabras, la propuesta de dividir Ecatepec es más por el botín político y económico que por mejorar las condiciones de vida de sus pobladores como tratan de disfrazarlo.

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: