Conoce el diseño sonoro de los vehículos Renault

Indicadores, advertencias de cinturones de seguridad, pitidos del sensor de marcha atrás, etc. son sonidos que escuchan los conductores en cada viaje. Son parte de la vida cotidiana y pueden parecer insignificantes, pero son el resultado de un trabajo riguroso. William Rodríguez, Gerente de Experiencia de Renault Design, nos informa sobre los desafíos y el proceso creativo detrás del desarrollo de los sonidos interiores en los vehículos Renault de hoy y de mañana.

¿Por qué poner trabajo en los sonidos que se escuchan dentro de un vehículo? ¿De qué sonidos estamos hablando exactamente? ¿Cómo se hacen estos sonidos? Éstas no son el tipo de preguntas que se hacen todos los días.

Pero son fundamentales para la experiencia general en el automóvil, por lo que para Renault Design son cruciales. Primero, para el conductor, que debe comprender lo que significan los sonidos. En segundo lugar, para la marca, que puede reforzar su identidad a través de estas características sonoras

«El coche es un instrumento que hay que afinar. Produce sonidos abstractos que deben entenderse. No estamos haciendo música, estamos comunicando mensajes con una estética intencional, cumpliendo y reforzando el ADN de la marca», afirma William Rodríguez, Gerente de Experiencia, Renault Design

El propósito de los sonidos

El trabajo en el diseño de sonido dentro del habitáculo se centra en tres grupos principales de sonido. Sonidos «reglamentarios», que aconsejan o advierten, como los intermitentes y la advertencia del cinturón de seguridad. Sonidos de ayuda a la conducción, como el sensor de marcha atrás y la advertencia de cambio de carril. Y por último, los sonidos multimedia, que responden a las acciones realizadas en la pantalla central.

Hay varias razones por las que es importante formular una estrategia de diseño sólida. Primero, brindar una experiencia de usuario única al encontrar el equilibrio ideal entre el sonido y otros estímulos visuales o hápticos (tacto). Obviamente, estos sonidos deben ser agradables para el usuario y al mismo tiempo enviar los mensajes correctos: informar, confirmar, advertir, alertar. Interpretados instintivamente, permiten al conductor adaptar su comportamiento de manera adecuada.

En segundo lugar, crear un entorno de sonido específico de la marca Renault. Los elementos sonoros que animan los habitáculos y las pantallas de los vehículos contribuyen a reforzar la identidad de la marca, al igual que una firma luminosa o un eslogan publicitario.

El objetivo es inspirar emociones proporcionando una experiencia de conducción positiva, agradable y afinada con precisión.

También puedes leer: Renault Koleos; dos sistemas de seguridad destacados

«Hemos prestado especial atención a la naturaleza icónica de los sonidos para crear una verdadera identidad sonora de Renault. En términos de dirección artística, queríamos que los sonidos de Renault fueran coherentes con la identidad de la marca: significativos, por supuesto, pero también cariñosos, positivos y divertidos» , dice William Rodríguez.

Sonidos del futuro

El departamento de experiencia del usuario de Renault Design está trabajando actualmente en una generación completamente nueva de sonidos para vehículos de producción que se lanzará en los próximos años, comenzando con el Mégane E-TECH Electric. Al igual que en un proceso de diseño industrial clásico, el trabajo de diseño sonoro se lleva a cabo con bocetos sonoros creados para cada sonido, de acuerdo con la dirección artística general y el tipo de mensaje a transmitir.

Este trabajo se basa en una biblioteca de efectos de sonido grabados. Para encarnar la compasión y crear sonidos atractivos, la naturaleza se convirtió rápidamente en la principal fuente de inspiración. «Trabajamos con una paleta de sonidos inspirados en la naturaleza: trozos de madera frotándose, sonidos de percusión, semillas vertidas, gotas de agua, etc.».

Los materiales de sonido se estilizan y mezclan utilizando un software de procesamiento de sonido, luego se prueban con un grupo seleccionado de usuarios que comparten sus comentarios y retroalimentación. Un sonido puede ser juzgado como demasiado «oscuro» o demasiado «agudo», otro sonido puede parecer demasiado «plástico» o demasiado «musical».

Dependiendo de la retroalimentación de los usuarios, los sonidos son reelaborados, esculpidos, contorneados, recortados, etc., asegurándose de que coincidan con la estrategia previamente acordada, basada en el cuidado y en las especificaciones iniciales. Todo ello en estrecha colaboración con otros departamentos como Producto, Ingeniería y Marketing.

La renovación total del diseño de sonido para los futuros vehículos Renault, está a punto de completarse. El resultado se podrá escuchar en los nuevos modelos de la gama a partir del próximo año.

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: