Montezuma, la primer ópera en Bellas Artes tras contingencia

Montezuma es la ópera con la que el Palacio de Bellas Artes se hace presente en la conmemoración de los 500 años de resistencia indígena. Esta puesta en escena es la primera que se presenta después de un largo periodo de contingencia.

Conforme a la música, Iván López Reynoso, director de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, compartió con medios que la obra representa la transición hacia el Clasicismo e incluso tiene algunos rasgos de Romanticismo.

Montezuma es una tragedia musical en tres actos, inspirada en la Historia de la conquista de México, población y progresos de la América Septentrional, conocida por el nombre de Nueva España (1684), de Antonio de Solís (1610-1686), con música de Carl Heinrich Graun (1704-1759) y libreto en italiano por Giampietro Tagliazucchi; del original en francés escrito por el rey Federico II de Prusia, quien fue mecenas del compositor. Fue estrenada el 6 de enero de 1755 en la Ópera Real de Berlín.

Cuatro funciones, 23, 26 y 28 de septiembre y 3 de octubre, Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Montezuma; reparto

Escrita originalmente para cantantes castrati, en la época contemporánea se ha optado por diferentes integraciones del reparto. La más recurrente la que conjunta cantantes mayoritariamente femeninas, para sustituir a los solistas emasculados de la versión original.

Te invitamos a leer: George Orwell y la resistencia del ser critico

El reparto está integrado por la mezzosoprano Guadalupe Paz en el papel protagónico de Montezuma, «emperador de México»; la soprano Karen Gardeazábal interpretará a Eupaforice, «reina de Tlaxcala, prometida de Montezuma».

Por otro lado se encuenta el tenor Jesús León cantará el personaje de Ferdinando Cortés, «comandante de los españoles»; María Caballero, como Tezeuco, «oficial de la corona imperial»; Akemi Endo será Pilpatoé, «general imperial»; Arisbé de la Barrera, representará a Erissena, «confidente de la reina» y el tenor Enrique Guzmán como Narvès, «capitán español».

Por su parte, Carlos Aransay es el director huésped del Coro, todos ellos, conjuntamente con la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes, se presentan bajo la batuta concertadora de Iván López Reynoso.

Como parte de los cuidados establecidos por el recinto, se considera una ocupación de 30% en las secciones de luneta y anfiteatro. Las funciones tendrán duración aproximada de una hora 45 minutos sin intermedio. Habrá filtros sanitarios en todas las entradas, tanto para artistas y personal del INBAL, como para los asistentes. Se solicitará al público el uso permanente de cubreboca y evitar aglomeraciones dentro de las instalaciones. El programa de mano estará disponible a través de un código QR en la entrada del inmueble.

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: