Observar las Aves, aprender a recibir

Columna: La Frase de la Película

Por: Luis FerGovz

Quiero comenzar dando un dato que les podría interesar: Filmin Latino tiene abierto este mes una selección de películas nacionales completamente gratis para festejar el mes patrio, vale la pena checar cartelera.

El pasado viernes 4 se estrenó Observar las Aves y tengo mucho que decir a cerca de esta maravillosa película de ficción que Andrea Martínez Crowther además de haber escrito, dirigió y hasta actuó, un acierto total, sólo ella podría interpretar ese papel con el sentimiento preciso, ahora les contaré el porqué.

Hace aproximadamente 8 o 9 años tuve la oportunidad de trabajar en el documental de Andrea, Ciclo, un documental lleno de nostalgia, viajes, bicicletas, México, EUA y Canadá, donde nos introduce a la intimidad de su familia, un bello homenaje a su padre, a su tío y a su madre. En ese documental conocemos la historia de su familia con muchos recuerdos y también su presente, lleno de mucha felicidad y de momentos difíciles, entre ellos, el Alzheimer diagnosticado a su madre.

Este último dato del diagnostico de la mamá de Andrea Martínez Crowther, es importante para hablar de Observar las Aves, pero antes quiero agregar otro dato importante, que tiene que ver  con el amor.

Andrea tiene una sensibilidad impresionante para contar las cosas a través de la cámara, ella sabe que así es y hace unos meses, inicio un mini documental para YouTube titulado La Historia del Galo, que nos cuenta sobre El Gallo Güero que es un restaurante que abrió Jerry, Jerry es su gran amor, desafortunadamente falleció.

La Historia del Gallo es una mini serie documental donde podemos ver sueños realizados, despedidas y nuevos comienzos, retos, es muy entretenido, el restaurante liderado por Jerry sigue operando, es una forma de agradecimiento y homenaje a su vida, un gran acto de amor.  Cabe mencionar que esta mini serie, es también  una pequeña crónica de los retos que un negocio de este giro ha enfrentado a partir de la pandemia.

Después de este preámbulo para hablar de Observar las Aves y el porqué afirmaba que es un acierto que Andrea actuara en su película es por lo siguiente:

Observar las Aves nos cuenta la historia de Lena Daerna (Bea Aaronson), una escritora diagnosticada con Alzheimer que quiere documentar sus últimos días para dejar en claro lo efímero de la vida, la belleza de vivirla y que vale la pena despedirse aún en el deterioro de su persona, consiente de que no lograría filmarlo todo, contrata a una cineasta para que le ayude a documentar incluso los momentos de crisis, entonces contrata a Andrea (interpretada por la misma Andrea Martínez Crowther), una cineasta, para que le ayude a concluir su proyecto.

Si bien mencionaba que Ciclo era un documental homenaje a su familia, Ciclo está más enfocado a su padre y a su tío, en esta ocasión, conociendo el trabajo de Andrea, podemos ver el evidente homenaje a la vida de su madre.

Desde un inicio sabemos que nuestra protagonista tiene Alzheimer, que vamos a ver su deterioro gradualmente, y así sucede, pero la forma de estar, de pensar, de sentir del personaje, transforma todo en poesía pura, las luces y los recuerdos tratados más como un espacio onírico, nos hacen sentir las ganas de volver a revivir momentos, pues el personaje principal, vive añorando al amor de su vida, que es interpretado por Jerry, el amor de Andrea en la vida real, sí, el fundador del restaurante Gallo Güero.

Observar las Aves se vuelve entonces un doble homenaje que Andrea hace a su mamá y a Jerry.

Se me hace totalmente sanadora la forma en la que Andrea crea sus historias, no importa si es en documental o en ficción, es un desahogo, como espectadores nos identificamos inmediatamente, pues es  la parte más difícil de la vida de la que nos habla Andrea, la parte de la despedida.

La Frase de la Película que elegí es: “APRENDE A RECIBIR”

Estos temas nos llevan a nuevas reflexiones, que importante esa frase, pues la mayoría de las veces pensamos en dar, incluso hacemos un esfuerzo por dar lo que no tenemos a las personas que amamos, pero pocas veces nos damos el tiempo para pensar en lo importante que es el aprender a recibir.

Sin más, aprendamos a recibir para poder apreciar lo que tenemos y así poder dar lo mas preciado, nuestros momentos compartidos.

Cierro con dos comerciales, vallan a comer al Gallo Güero, ubicado en Actipan, Insurgentes Mixcoac, Benito Juárez, 03920 Ciudad de México, el mismísimo Tenoch Huerta es fan de sus roles de canela. Finalmente, les recomiendo ver Ciclo, disponible a través de Amazon Prime.

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: