Violencia y acoso laboral. ONU e OIT exhortan a ratificar convenio

Este viernes entró en vigor el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contra la violencia y el acoso laboral.

En este contexto la OIT y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exhortaron a los países de América Latina y el Caribe a ratificarlo.

De acuerdo con las organizaciones al momento sólo tres países de la región se han sumado a esta iniciativa: Argentina, Ecuador y Uruguay. Los tres desde ahora cuentan con un año para examinar su legislación nacional y realizar cambios normativos para su entrada en vigor.

Argentina es el único país que ha iniciado este proceso, para el que convocó una mesa interministerial, de acuerdo con las organizaciones internacionales.

“Ha desarrollado un Plan de Acción para la aplicación del C190 que incluye consultas tripartitas, la elaboración de un anteproyecto para la aplicación del convenio, formación, sensibilización y generación de herramientas”, señalaron en un comunicado.

De acuerdo con las organizaciones el Convenio 190 aclara por primera vez qué es la violencia y el acoso en el trabajo. Además, también especifica qué medidas deben tomarse para prevenirlas y manejarlas, y quién debe hacerlo.

Mujeres, en riesgo de violencia y acoso laboral por COVID-19: OIT

De acuerdo con Vinícius Pinheiro, director de la OIT para América Latina y el Caribe, el riesgo de violencia laboral aumenta con la crisis del COVID-19, especialmente para las mujeres.

“La frustración, la presión económica, el estrés pueden ser detonadores de violencia, con más riesgos para las mujeres trabajadoras”.

Además, María Noel Vaeza, directora regional de ONU Mujeres en la región, expresó que la desaparición del empleo femenino fue una de las primeras consecuencias de la pandemia.

La crisis tuvo un gran impacto especialmente en las áreas que emplean principalmente a mujeres, tales como el comercio, la hostelería y los servicios.

“Las que mantuvieron el empleo expuestas a violencias laborales que suelen ser invisibilizadas, por ejemplo, en el trabajo doméstico; el personal sanitario -en su mayoría mujeres- expuesto a ataques violentos y al acoso en el trabajo y medios de transporte”, señaló Noel Vaeza.

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: