CUEC se transforma en Escuela Nacional de Cine

Compartir en tus redes.

El Consejo Universitario de la UNAM aprobó transformar el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) en Escuela Nacional de Artes Cinematográficas, para formar cineastas en la más amplia gama de las artes y, en consecuencia, impactar con una profunda visión universitaria y social los cambios culturales que propicien bienestar y desarrollo en México y el mundo.

El pleno del Consejo modificó el Estatuto General de la UNAM para crear esta Escuela, que vive una etapa de renovación, derivada de su cambio de sede a Ciudad Universitaria y la puesta en operación del plan de estudios de la licenciatura en Cinematografía, en diciembre de 2013.

El CUEC es la primera escuela de cine en México y América Latina, y se posicionó como referente académico para la fundación de otras instituciones como el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y el Departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara.

A nivel mundial, es la undécima escuela que se funda y forma parte del Centre International de Liaison de Écoles de Cinéma et Télévision (CILECT), a la par de prestigiadas instituciones de enseñanza en cine como la Ecole Nationale Supérieure Louis-Lumiere, de Francia; la Deutsche Film-und Fernsehakademie Berlin, de Alemania; y la Beijing Film Academy, entre otras.

Durante 53 años, el alumnado del CUEC ha realizado mil 115 trabajos cinematográficos, y desde 1986 cuenta con un ciclo anual de producción fílmica. Sus alumnos han sido reconocidos en festivales internacionales.

El séptimo arte en la UNAM

La Universidad Nacional integró el séptimo arte como parte de su estructura orgánica desde mediados de la década de los 50 del siglo XX, cuando Manuel González Casanova fundó la Federación Mexicana de Cine-Clubes para difundir el cine independiente. En 1960 se fundó la Filmoteca de la UNAM.

Posteriormente, se estableció el ciclo de conferencias, talleres y cursos 50 Lecciones de Cine, que convocó a cineastas, estudiosos, críticos y artistas como Alejandro Galindo, José Revueltas, José de la Colina, Walter Reuter, Carlos Velo, Eduardo Elizalde, Gabriel García Márquez y Manuel Álvarez Bravo, entre otros. Con ello, se dieron las condiciones para fundar en 1963 el CUEC.

Desde los primeros años, el programa de estudios alentó la producción de películas como parte de la formación académica y mostró su compromiso social con la sociedad mexicana al producir “El grito”, documental sobre el Movimiento Estudiantil de 1968.

En 1970 el Consejo Universitario reconoció al CUEC como Centro de Extensión, y así garantizó su permanencia y desarrollo como una alternativa de enseñanza de la profesión que ofrece la UNAM.

En 1974 el CILECT reconoció al Centro como institución de estudios profesionales especializados en cinematografía. Además, es fundador de la Asociación Iberoamericana de las Escuelas del CILECT y de la Federación de Escuelas de Imagen y Sonido de América Latina (FEISAL).


Compartir en tus redes.
A %d blogueros les gusta esto: