FOVADI; 20 años de persistencia exitosa de un proyecto creativo

Hay producciones artísticas donde los cambios sociales se dan en el proceso de la creación de las obras, así mismo hay proyectos que no separan el mundo del dinero y las artes como si fueran dos fuerzas opuestas.

Para construir cambios sociales mediante el arte se debe tener amor por el prójimo, un espíritu creativo que quiera transformar y uno que entienda de mercado; la cultura es mercado y alma. Cuando se cambian las cosas mediante el arte, casualmente es porque se le dio un valor a la creatividad y con ello vienen detonantes sociales y si se hace bien; también se generan ganancias económicas.

Y ya que entramos en estos temas de mercado, cultura y artes, La Otra Escucha comparte una entrevista con la fundadora de FOVADI (Fomentando Valores y Desarrollo Integral); un proyecto que se ha transformado conforme a su fundadora, la siempre sonriente Lily Álvarez. Quien comenzó desde 1992 a transformar la vida, mediante el teatro y ahora también con literatura.

En un principio, como casi todos los proyectos FOVADI no tenía ese nombre, ni la estructura que hoy en día. Sin embargo sí algo constante, el interés por hacer de la vida algo mejor mediante alegría y arte. Fue mediante la integración a unos cursos de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal (ahora Ciudad de México), que la visión de algo que le apasionaba a su fundadora, se transformó en una empresa. Invitándola a ver que un artista tiene muchos productos y su profesionalización en el mercado es tan importante como la pasión creativa en su disciplina.

Foto: Especial / FOVADI

“En algún momento, después de perder a las marionetas con las que trabajaba (2006) y con las ganas de renunciar a la convocatoria de la Secretaría de Cultura me encontré con Marcela Jiménez, creadora del programa Programa Imaginación en Movimiento, empresas y emprendimientos culturales y al escuchar mis dudas me dijo -¿Quién controla las marionetas, quién crea las historias, … Entonces quién es el artista, dime qué te gusta hacer?-”

FOVADI inicio de todo

Al inicio el trabajo de Lily era con marionetas y teatro en general. Después se mezcló el conocimiento dado por la academia, y las experiencias frente al público. De pensar sólo en la formación artística, se construyó un modelo de educación profesionalizado. Poco a poco se hizo todo para poder ofrecer servicios para el desarrollo de niñas y niños en un espacio de la alcaldía Magdalena Contreras.

También puedes leer: Jeff Bezos deja dirección de Amazon; lo releva Andy Jassy

Lily compartió con La Otra Escucha sobre su empresa cultural; “originalmente fue creado como una escuela de baile y teatro para niños y posteriormente, al ingresar al Programa Imaginación en Movimiento, empresas y emprendimientos culturales en 2006 y tomar los talleres de Plan de Proyectos, Plan de negocios, me hicieron ver; porque es algo que desconocía totalmente. De que este hobby (hacer teatro) y esas ganas de que los niños tuvieran metas claras para su vida. Podría convertirse en algo mucho más grande, entonces comencé a formar el Centro de Formación Artística Infantil”.

Foto: Especial / FOVADI

Así mismo detalla Lily; “y entonces combiné métodos de enseñanza de aprendizaje con técnicas de artes para que los niños no solamente aprendieran, qué es lo qué les llamaba la atención. Sino que también tuvieran una formación con valores y se pudiera trabajar en su autoestima, en su seguridad, en su confianza. Eso nos dio grandes resultados; los espectáculos que se presentaban en aquellos tiempos tenían un resultado impresionante. Las mamás llegaban diciendo que sus hijos ya no se peleaban, ahora estaban pensando en su vestuario, en el guión, en memorizar sus textos”.

Síguenos en Twitter

Lily Alvarez
Lily Alvarez / Fundadora FOVADI

Un punto medio y el inicio de la reconstrucción

FOVADI en 2008 tuvo su registro como empresa constituida, además de tener un centro educativo que cerró en 2017 debido a temas familiares de su fundadora, también logró acercar el teatro a empresas. Desarrolló festivales para niñas, niños y jóvenes, dio infinidad de talleres de danza, pintura, fotografía, video y más. En 2020 renace el proyecto y a su fundadora le toca aprender de nuevo sobre nichos de oportunidades, a lo cual a partir de la facilidad para establecer cercanía de forma virtual se crearon conversatorios, talleres y hasta una editorial que acerca a escritores, maestros y alumnos de todo el mundo. Y los talleres evolucionaron a tal nivel que ahora son internacionales.

“Al Centro de Formación Artística Infantil de FOVADI se fueron sumando maestros, generando hasta 18 fuentes de empleo. Así junto a maestros de diferentes disciplinas artísticas, se creó el Festival Infantil en donde se conjuntaba todo. Era la muestra de los resultados de los talleres, pero en espacios públicos. En aquella serie de actividades conjuntas se llevaba entretenimiento a la comunidad, sin costo, pero resultó siendo una oportunidad de promoción. Esto conforme a que el público al ver los trabajos querían inscribir a sus hijos o los mismos niños requerían informes”.

También puedes leer: Ray Charles; una estrella que marcó la música con su estilo

El trabajo artístico de Lily además de coordinar el centro educativo, también produjo funciones como el Hada y el Murciélago, obra que más tarde terminó siendo parte de su editorial. “Esto fue creciendo, se hizo una bola de nieve. Yo escribía las obras de teatro pero lo hacía con la finalidad de promover los valores. De pronto surge alguna persona que me invitó a capacitar al personal de sus empresas; en valores humanos, derechos humanos y entonces escribí las obras de acuerdo a las necesidades de cada empresa. Y así nació Capaciteatro, nos vinculamos con una empresa y después llegamos a trabajar también con adultos”.

El nuevo camino es tecnológico

Con el paso del tiempo lo que fue un proyecto, se construyó en algo más grande, comunitario incluso. Pero tras el cierre de la escuela FOVADI y una pausa, vino la reconstrucción. Ahora existe un camino apoyado en lo digital; Incubadora FOVADI la cual promueve nuevos talentos literarios, brinda talleres de locución, imagen personal, control de estrés, finanzas y fotografía.

“Con la Incubadora Literaria aprendí algo muy significativo. El día que me llegó a la mente este pensamiento lo dejé como regla de vida; Si tenemos un lado creativo del cerebro y un lado racional, pues con el lado creativo voy a hacer un libro y con el racional voy a vender. Entonces comencé a adentrarme al mundo de las ventas, eso del marketing digital. Me puse estudiar otra vez y volví a retomar todos estos talleres de plan de proyecto, plan de negocios y más. Ahora me doy cuenta de que termina el escritor, el actor, su obra y ya no hay fuerzas, recursos, ni ideas para promoverla. Entonces hasta cierto punto, es una necesidad sino se difunde la obra sólo no pasa nada”.

Sobre los talleres digitales es parte de la continuidad de la empresa, pero con la incubadora es una nueva oferta donde interviene el apoyo de servicios de e-commerce, nada más y nada menos que Amazon. Los escritores en su última fase, después de la publicación de su obra y definir su producto; el reto es conquistar el mercado. Formar público, mejorar las ideas y generar su historia en este mundo donde la cultura debe competir como otra empresa o servicio.

Incubadora literaria y el best seller de Amazon

Así detalla el camino Lily Álvarez; “antes de empezar a encontrarnos con sus textos primero analizamos su negocio, a que publicó el dirigido, cuál es su nicho mercado. Les enseñamos cómo promocionarse, se les muestra el valor de las redes sociales y le creamos prácticamente toda la planeación de su libro. Cuando estamos trabajando sobre libro, corrigiendo el estilo, el diseño, mezclamos su plan de negocio con su producto. Y cuando ya tenemos el producto y sabemos hacia dónde va el proyecto se ocupa la plataforma de Amazon para promover y vender sus libros”.

Presentación de libros autobiográficos (1)
Presentación de libros autobiográficos

En Amazon se pueden encontrar cuatro libros por el momento, tanto en su versión física como digital apta para Kindle o tabletas. Uno de esos cuatro logró ser best seller en español, dentro de la tienda digital. Mujeres que inspiran es una de las dos compilaciones de historias verídicas de cinco mujeres que toman la literatura como un medio para trascender.

Los títulos son De niña a mujer: Autobiografía Vol. I, Mujeres que inspiran: Autobiografía II, Mujeres frente al miedo: Una selección de siete cuentos de Lily Alvarez y El hada y el murciélago: ¿Hace cuánto tiempo dejaste de quererte?. Si te interesa alguno puedes entrar AQUÍ PARA MÁS DETALLES

La recomendación para emprendedores

Frente a este camino de 20 años, donde se ha compartido con muchos varias rutas, este 6 de de abril se presentó en El Rule, formalmente la Incubadora Literaria así como la nueva era de la empresa. Donde hay colaboración con alumnos y maestros de varios países como Suiza, Panamá, Reino Unido, Australia, Holanda, Mexico, Colombia, Argentina, Bélgica, Chile y Bruselas.

Por último esta creadora a la que La Otra Escucha te invita a conocer comparte un par de consejos para aquellos que quieren emprender, no sólo a nivel cultural, sino como empresa.

“Date la oportunidad de sumar a personas que tengan conocimientos distintos a los tuyos, porque por ejemplo, con los maestros que se van sumando a FOVADI, veo con sus talentos se va fortaleciendo la la base de todo. Entonces hay que darse la oportunidad de aceptar que hay más gente talentosa”.

“El otro es que cuando sientas que eres todologo, reestructura tu organigrama y cambian los nombres de las personas en el organigrama, si en todos lados está tu nombre empieza a cambiarlo poco a poco y te vas a dar cuenta que hacer estas sinergias con otras personas, el hacer equipo, te va a llevar mucho más lejos y con pasos mucho más firmes”.

¿Qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: