Cultura La Otra Escucha Header
ColumnasGlobalGustavo Baltazar

Frontera en movimiento

Columna Calibán

Por Gustavo Baltazar López

«¡Sí se puede, sí se puede…!», dicen quienes animan a los migrantes a cruzar la frontera entre México y Estados Unidos (EU).

Esta semana se viralizaron videos de cientos de personas que, corriendo en estampida, buscan llegar a EU. Las imágenes son de Tijuana, Baja California, y de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Los migrantes no solo cruzan la frontera, sino que también atraviesan vallas, maleza, agua… ¡Y quién sabe cuántos elementos más!

También te puede interesar: México, el vecino en donde desaparece el extranjero

Pero no todos los caminos se cruzan satisfactoriamente…

El 1 de octubre medios locales reportaron la volcadura de un camión en la carretera Pijijiapan-Tonalá, Chiapas. El camión transportaba migrantes… quienes también buscaban llegar al norte.

El saldo: 10 migrantes muertos, 15 heridos y un camino de accidentes insalvable.

Y, luego, menos de una semana después, otros 16 migrantes murieron y 27 resultaron heridos cuando el autobús en que viajaban volcó. Esta vez la tragedia ocurrió en Oaxaca, en la autopista que conecta con Cuacnopalan.

Sigue a la OE en Twitter

La frontera se mueve, aunque a veces no puede o debe…

El martes 19 de septiembre, transportistas de carga fueron afectados en Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas, cuando el Departamento de Seguridad de la entidad estadounidense hizo revisiones exhaustivas a los tráileres que van de México a Estados Unidos.

Las complicaciones para los transportistas comenzaron cuando el cruce de tráileres fue suspendido a causa de que agentes del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) fueron asignados al procesamiento de migrantes que han llegado a la zona del «Puente Libre». Esto había comenzado al menos una semana antes.

Los choferes decidieron pasar la noche formados en la frontera para poder cruzar con sus mercancías al otro día. Las filas fueron de hasta 10 kilómetros.

La frontera comenzó a cerrarse…

El martes 19 de septiembre, la empresa ferroviaria Ferromex detuvo 60 trenes de varias ciudades del país. El argumento fue que unos 40 mil migrantes se habían trepado a los techos de sus vagones con la intención de llegar a Estados Unidos.

«Ante el severo riesgo que representa la integridad de estas personas, Ferromex tiene detenidos temporalmente y hasta el momento 60 trenes, equivalente a la capacidad de mil 800 camiones en rutas hacia el norte del país», señaló la empresa en un comunicado.

La empresa de Grupo México advirtió que la acumulación de personas migrantes sobre los carros de ferrocarriles había incrementado considerablemente.

El miércoles 20 de septiembre REFORMA registró que más de 4 mil 300 migrantes en territorio mexicano quedaron varados y esperaban cruzar a Estados Unidos.

Eran mil 500 en Coahuila; 800 en Guanajuato; otros mil en Aguascalientes y más de mil en la ruta entre Chihuahua y Ciudad Juárez.

También te puede interesar: Capital, la cabeza que infecta al cuerpo

La frontera se había atorado…

Por supuesto, el tema llegó a la conferencia Mañanera del miércoles 20 de septiembre, en la que el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo que lo importante no es atender el tema de los trenes, sino de los migrantes.

El mismo día el Instituto Nacional de Migración (INM) anunció que desplegaría más elementos de esta institución en rutas férreas para disuadir a los migrantes que buscan viajar en el lomo de los trenes hacia EU.

El despliegue de estos elementos se reforzará en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Querétaro y Nuevo León.

Pero la frontera se burló de las limitaciones…

De acuerdo con El Universal, tan solo el 20 de septiembre 4 mil migrantes cruzaron los límites de ambos países y se encontraban a la altura de Eagle Pass, Texas, Estados Unidos. La ciudad fronteriza declaró estado de emergencia.

Cuando las fronteras se mueven, alarman…

Una semana antes, el 12 de septiembre, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentó un informe, en el que señaló que en 2022 ocurrieron 668 desapariciones o muertes de migrantes, con lo que calificaba que a ese año como el más mortífero para los trashumantes.

El domingo 22 de septiembre el gobierno de Chihuahua y el Gobierno Federal firmaron un acuerdo para atender el tema del flujo migratorio hacia la frontera.

Pero la gobernadora panista de Chihuahua, María Eugenia Campos, dijo el 28 de septiembre que tan solo un día anterior habían llegado a la entidad 2 mil 500 migrantes.

Y dijo que su gobierno «solicita al Instituto Nacional de Migración (INM), acciones contundentes y urgentes para detener el flujo de migrantes, que llegan diariamente a Ciudad Juárez a bordo del ferrocarril, pues el Gobierno Federal es el único que tiene la facultad de diseñar y operar la política migratoria».

También te puede interesar: Tamaulipas y la sociedad al revés

Y, sin embargo, la frontera se mueve…

Esta semana funcionarios del gobierno de Joe Biden solicitaron una exención a normativas medioambientales para poder construir hasta 32 kilómetros de muro fronterizo en Texas.

Como sabemos, los fondos para la construcción del muro fueron aprobados por el Congreso durante la administración de Trump, pero el viernes el actual presidente de EU dijo que no tenía poder para impedir el empleo del gasto.

Este fin de semana circularon videos en los que se ve a migrantes en Chihuahua apostándose en las vías del tren con la finalidad de frenarlo y llegar a la frontera con EU.

En las imágenes se observa cómo los conductores de las unidades de carga son alertados por luces de teléfonos celulares y por migrantes que hacen ademanes con las manos para que el maquinista detenga su avance, como esperando que la frontera pueda ser vista antes de moverse.

Sigue a la OE en Twitter

¿Qué opinas?