Cultura La Otra Escucha Header
MúsicaReseñas especiales

Julieta Venegas hace vibrar al Zócalo

Julieta Venegas se presentó el fin de semana (16 de marzo) en la plancha del Zócalo capitalino, acompañada de Laura Itandehui, Vanessa Zamora y Girl Ultra. Esta reunión feminista se dio en el marco del Día Internacional de la Mujer durante las actividades del festival Tiempo de Mujeres, organizado por la Secretaría de Cultura.

Alrededor de las 6:00 de la tarde, la Plaza de la Constitución ya lucía habitada por los fanáticos de Julieta Venegas, quienes se reunieron desde temprano para guardar la primera fila. El sol estaba a punto de meterse cuando dio inicio el evento. Desde antes que la primera artista saliera a tomar el escenario, el público ya estaba receptivo y animado con la celebración.

Laura Itandehui

La primera sorpresa fue la cantante Laura Itandehui, quien comenzó su setlist de 5 canciones, tomando el escenario solamente con su guitarra y una hermosa voz llena de sentimiento. Su set fue 100% acústico y sus letras resilientes, inspiradoras y transparentes de espíritu, acompañaron un atardecer tranquilo y nos hicieron pensar que no necesitamos mucho para ser felices.

Mencionó que cada una de sus canciones son parte de su primer disco de nombre homónimo y que está cerrando su ciclo para abrir paso a un nuevo material discográfico que ya se encuentra preparando.

También puedes leer: Conoce el cartel del Festival Noche de Primavera

Vanessa Zamora

Al caer la noche, Vanesa Zamora y su guitarra eléctrica (acompañada de sus músicos) presentó canciones de su último disco titulado Damaleona. Al grito de: ¡Que viva la libertad de expresión! ¡Vivan las mujeres empoderadas! ¡Vivan las mujeres lesbianas! mostró su personalidad enérgica y dersafanada.

Entre luces moradas cantó TRASCENDER y Malas amistades, rolas reconocidas que la lanzaron a la escena musical. Ella es originaria de Tijuana. Baja California, al igual que Julieta Venegas, lo que parece la elección lógica para acompañarla en una noche tan especial.

Girl Ultra

Lo que más le gusta al público de Girl Ultra es su personalidad en el escenario. Una mujer que grita empoderamiento, sensualidad, talento. Su instrumento de elección también es la guitarra y agradeció al público el recibimiento tan cálido. Durante su setlist se hicieron presentes canciones como Bombay y su cover a Miguel Bosé Morena Mía.

Girl Ultra fue la antesala perfecta para dar la bienvenida a la protagonista de la noche. Agradeció al Zócalo un recibimiento tan cálido.

View this post on Instagram

A post shared by La Otra Escucha (@laotraescucha)

Julieta Venegas

Aproximadamente a las 8:00 de la noche tocó el turno a Julieta Venegas y un sentimiento colectivo ya se sentía en el Zócalo. Abrió con «Dime la verdad» y «Caminando sola» que son parte de su último disco llamado «Historia». Entre visuales vintage, se sentó en su teclado para hacer lo que mejor sabe hacer: alegrar el corazón de la gente.

Lo más inspirador de verla salir, fue pensar en sus canciones que siempre dan esperanza, que dan respuestas a los miedos y acompañan al corazón en sus inquietudes y tristezas.

Después de eso, trasladó a su público al año 2003, cuando su carrera se disparó a niveles comerciales más exigentes: Algo está cambiando. Más adelante le dio paso a un clásico, no solo de la música mexicana, también del cine mexicano, e invitó a Kike y Meme de Café Tacuba para tocar «Amores perros», agradeciendo también a la recién fallecida Lynn Fainchtein, quien fue parte importe de la industria musical, cine y televisión.

También se escucharon otras canciones como: Limón y Sal, Dame una oportunidad y Eres para mi. Sin embargo, el momento más importante de la noche fue cuando mostró su apoyo y solidaridad a los colectivos de madres y padres de personas desparecidas que día con día dedican su vida a buscar a sus familiares.

En ese momento la multitud empezó a gritar «Ni una más, ni una más. Ni una muerta más» siendo uno de los momentos más poderosos. Esto dio paso a «Mujeres» canción que expresa a la perfección la situación que se vive en México: el machismo, los feminicidios, pero sobre todo el empoderamiento.

Síguenos en Instagram

Julieta Venegas ofreció un lienzo que las mexicanas y los mexicanos pintaron de colores feministas y la reacción que provoca es lo que mueve a las personas, las informa y las toca de manera especial.

El acordeón y la guitarra no faltaron durante la noche, que cerraba de manera exitosa con: Lento, Me voy y El Presente. A manera de encore y para cerrar la noche, Oledada se hizo presente. Presentó a sus músicos para despedirse y mencionar que el Zócalo lleno fue «un sueño hecho realidad», que nunca lo creyó posible, pero las mexicanas y mexicanos le hicieron ver que ya tiene un lugar especial dentro de nuestra cultura.

Fue una noche pacífica, de muchos sentimientos encontrados, baile y euforia por las cuatro mujeres que inundaron de su personalidad a uno de los espacios más emblemáticos de la Ciudad de México.

¿Qué opinas?