Cultura La Otra Escucha Header
Estilo de vidaVida sofisticada

Maridaje para la cena; cómo quedar bien en navidad

Ya llegó el momento de compartir con la familia, amigos y compañeros de trabajo, por ello, es un buen momento para quedar bien proponiendo buenos maridajes ya sea para navidad o año nuevo y tener una cena sensacional.

El paladar, el olfato y el ojo son complementos para hacer de una cena algo espectacular, tener control en los detalles, seguro, es algo que sorprenderá a tus invitados, por ello, antes de dar pie a los maridajes, es bueno mencionar que las servilletas, el tipo de copas, la bajilla y todo, son parte de una gran experiencia.

Ahora sí, la primer recomendación de maridaje; una que puede servir para “todo” y no fallar son los vinos espumosos, los cuales por las burbujas, permiten mayor oxigenación en la boca y el paladar, por ello los platillos se verán exaltados. Los espumosos se llevan bien con los sabores ácidos, dulces y salados.

También puedes leer: Presidente de Bodegas Emilio Moro; tips para beber vino

Primer paso para el maridaje

Lo primero es pensar en el alimento que se consumirá, conforme al platillo principal, se podrá definir las sensaciones gustativas hacia dónde se quiere hacer el recorrido de sensaciones. Ya sea que se escoja un vino para toda la cena o varias etiquetas para cada platillo.

En cuanto a una guía segura, sino has probado algunos maridajes particulares, con alimentos específicos, te puede servir lo siguiente; si tienes un alimento donde destaca lo ácido, elegir un vino con acidez pronunciada ayudará a resaltar el sabor de todo, por otra parte con algo dulce, se puede contrastar con algo salado, así se podrá lograr un contraste, algo que a muchas personas sorprende y es agradable.

Sigue a La OE en Twitter

Cena navidad / Foto: Pixabay

Navidad y vinos espumosos

En esta temporada decembrina los vinos espumosos son los preferidos para el maridaje, esto se debe a que la mayoría de platillos tradicionales van a la perfección con ellos. Algunos tipos de estos pueden ser champagne, prosecco o cava de Francia, Italia y España.

Romeritos. El mole como protagonista, dependiendo de este se pueden tener varios matices, salados, picosos, pero en su mayoría el sabor dulce es algo que queda en el paladar, lo más predominante. De acuerdo a ello lo mejor es un vino espumoso tipo Brut, este tiene una acidez pronunciada y te permitirá hacer un balance. Otra opinión es un vino semiseco, con este se mantendrán los sabores dulces del platillo.

Bacalao. Se distingue por ser uno de los alimentos tradicionales de la época, por ello, no es mala idea tener un vino espumoso, ya sea rosado o blanco, o sino blanco está bien; el pescado y lo salado irá muy bien.

Pavo y lomo. Se distinguen por ser carnes magras, no tienen gran cantidad de grasa. De acuerdo a ello, la salsa será lo que ayudará a decidir qué tipo de vino consumir, en caso de ser algo salado y con un picor leve un vino Chardonnay dará paso a una grata experiencia ya  que es ácido. Pero si hay presencia de algo dulce, la acidez del vino tendrá que ser mayor, por ejemplo un Sauvignon Blanc.

pavo-maridaje
Cena pavo / Foto:Pixabay

Para el postre, en vista que lo dulce es lo protagónico se puede escoger un oporto, un jerez un tocay, un recioto o un vino espumoso semidulce.

Esperamos que te sirvan estos consejos, ahora bien, si los sigues, esperamos puedas compartirnos cómo te fue.

¿Qué opinas?