Reúnen ensayos sobre El Galeón de Manila; la Nao de China

Compartir en tus redes.

Las rutas marítimas han sido una vía importante para el intercambio cultural, comercial e histórico entre las naciones, como lo fue tornaviaje, una de las más relevantes del siglo XVI, ya que permitió la comunicación entre América, Asia y Europa en navíos como El Galeón de Manila, hecho que fue fundamental para abrir la puerta hacia la globalización, así lo expresó Juan Antonio Siller al presentar el libro “El itinerario cultural del Galeón de Manila”, préstamos culturales entre México y Filipinas, en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes.

Siller Camacho, compilador del libro, estuvo acompañado por Demetrio Tuason, embajador de Filipinas en México; así como Manuel Ignacio Ruz Vargas y Roberto Junco, además de la subdirectora general de Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Dolores Martínez Orralde, quien fungió como moderadora.

Comienzo de la México en un modelo comercial mundial

Hace más de cuatro siglos el intercambio comercial entre América y Asia era una realidad, lo cual no ocurría en ninguna otra región del planeta, mencionó el especialista. “El Galeón de Manila fue el vehículo con el que se hizo realidad por primera vez el fenómeno de la globalización“.

El libro que compiló Siller Camacho da cuenta de los viajes realizados por El Galeón de Manila y cómo se fortalecieron los lazos de cooperación entre México y Filipinas, en términos globales, entre Asia y América.

La obra fue escrita por investigadores, sobre todo arquitectos y arqueólogos —explicó el compilador de la obra— y contiene muchas imágenes sobre esa relación comercial, desarrollada mediante el Galeón de Manila o Nao de China, como se le conocía en ese país asiático.

Los puertos que se interconectaban eran Manila y Acapulco y cada viaje podía durar de tres a cinco meses. La línea entre ambos sitios fue una de las rutas comerciales más largas de la historia, debido a que funcionó por más de 250 años, hasta que por situaciones de la guerra de independencia en México se interrumpió en 1815, explicó Siller Camacho.

Dolores-Martínez-Manuel-Ignacio-Ruz-Vargas-Roberto-Junco-y-Juan-Antonio-Siller-Camacho

Intercambio cultural Asia – México

El itinerario cultural del Galeón de Manila, préstamos culturales entre México y Filipinas fue editado por el Museo Regional Cuauhnáhuac (Palacio de Cortés) del Instituto Nacional de Antropología e Historia y contiene 19 ensayos.

El especialista comentó que los 19 ensayos cuentan con gran cantidad de datos de diferentes rubros, sin embargo, el libro no está dedicado exclusivamente a los especialistas, sino que es accesible a cualquier lector que tenga interés en conocer nuestro pasado.

Además de los temas comerciales, históricos y culturales que se suscitaron con la comunicación de El Galeón de Manila —dijo—, un aspecto sobresaliente del libro es el referente a la gastronomía, por ello se invitó al chef Marco Julio Celorio a escribir sobre la fusión de las especias que existió entre Filipinas y México.

Por último, Siller Camacho mencionó que Cuernavaca fue uno de los lugares nacionales que se vieron beneficiados por este intercambio, ya que el Jardín Borda alberga algunas especies botánicas traídas por El Galeón de Manila.


Compartir en tus redes.
A %d blogueros les gusta esto: