Cultura La Otra Escucha Header
Cultura ambiental

¿Ya conocías el iceberg tres veces más grande que Nueva York?

Un iceberg de 3 mil 990 kilómetros de superficie, es decir, tres veces más grande que la ciudad de Nueva York, con un grosor de 400 metros, comenzó a desplazarse con dirección al Océano Atlántico luego de permanecer estático en el lecho marino durante 30 años.

Se dio a conocer gracias al Estudio Antártico Británico (BAS), que reveló imágenes del iceberg A23a, llamado también “megaberg”. Las evidencias visuales fueron obtenidas por el buque de investigación RRS Sir David Attenborough.

Sir David Attenborough fue desplegado en una expedición de 10 días como parte de un proyecto destinado a investigar cómo los ecosistemas antárticos y el hielo marino influyen en los ciclos globales de carbono y nutrientes en los océanos. Así lo detalló USA Today.

Te recomendamos leer: Pérdida de corales y temperaturas oceánicas altas se mantendrán en 2024

El iceberg más grande del mundo

El A23a se mantuvo anclado al fondo marino durante los últimos 30 años. Sin embargo, a finales de noviembre se liberó e inició su desplazamiento desde el Mar de Weddell hacia aguas abiertas.

Las estimaciones realizadas por especialistas prevén que la corriente Antártica Circumpolar probablemente dirigirá el iceberg hacia “la avenida de los icebergs”. Esto lo orientaría hacia su trayectoria común cerca de la isla Georgia del Sur.

“Ha sido una suerte increíble que la ruta de salida del iceberg del Mar de Weddell se cruzara directamente con nuestra ruta prevista y que tuviéramos el equipo adecuado a bordo para aprovechar esta oportunidad”. Así lo dijo contó Andrew Meijers al diario británico Daily Mail. Se trata del científico jefe del RRS Sir David Attenborough.

Además de obtener registros visuales del “megaberg”, el equipo de investigación también recogió muestras. Estas tienen la intención de brindar un mayor entendimiento sobre el impacto del calentamiento global en el Océano Austral y sus ecosistemas.

Síguenos en Facebook

Por su parte, Laura Taylorbiogeoquímica y miembro del equipo, puso énfasis en la incógnita que representa la influencia de icebergs de diversos tamaños y orígenes en los procesos ecológicos.

“Sabemos que estos icebergs gigantes pueden aportar nutrientes a las aguas que atraviesancreando ecosistemas prósperos en zonas que de otro modo serían menos productivas”, comenzó a detallar Taylor.

“Lo que no sabemos es qué influencia pueden tener en ese proceso determinados icebergs, su escala y su origen. Tomamos muestras de las aguas superficiales del océano por detrás, inmediatamente adyacentes y por delante de la ruta del iceberg”. Así añadió para el medio previamente mencionado.

Fuente: Reporte Índigo

¿Qué opinas?